jueves, 30 de agosto de 2012

Ven aquí, cumple tus promesas y hazme tuya tal y como me decías que lo harías.

Cuando pierdes la esperanza al principio es duro, pero terminas por acostumbrarte. Ahora tan solo escribo por plasmar mis sentimientos de alguna forma, con la única intención de liberar mi mente. Cometí errores, pues soy humana y no voy a fingir ser perfecta, porque eso sería mentir. Aún así, pese a todo, a veces aparece alguien que merece la pena, que vuelve a hacerte sonreír. Esa persona que te demuestra día tras día que si sigue ahí es por ti. Aquel que se muere por ganas de verte y hacer el ridículo de mil formas con tal de hacerte reír. Alguien que de verdad quiere estar ahí. Puede que sea el primero que no te mienta, que no te engañe y que te demuestre cada día lo bonita que eres, no solo que te lo diga, sino que te haga sentir especial. Por una vez encontrar a alguien dispuesto a hacerte feliz. Enséñame que se puede cambiar el mundo con una sonrisa.



1 comentario:

  1. Tener a una persona así en tu vida... sería mágico.

    ResponderEliminar