lunes, 3 de septiembre de 2012

Es ese vacío indescriptible que sientes muy hondo en el pecho y esa extraña sensación en el estómago.

Cuando miras atrás y no te reconoces. Te ves ahí, encerrada en los recuerdos, como mirándolo todo desde fuera y dices, "así es mi verdadero yo?". Todo nos confunde cuando miramos atrás y volvemos a momentos pasados. Ahora hay un presente, más ¿porque no quedarse encerrado en esas memorias que perdurarán por siempre? En cuando parecía que esa persona te haría sonreír siempre, que serías feliz, que eras "esa persona especial",  a cuando eramos capaces de confiar ciegamente, sin desconfianza alguna. Hay momentos en los que me cuesta mirar atrás porque desearía volver a todas aquellas sensaciones, sin embargo, hay otros en los que odiaría regresar. Son esos momentos en los que evito pensar e intento evadirme de cualquier forma. Momentos en los que recordar duele demasiado y tantos recuerdos que desearía poder borrar de mi mente. Quiero construir un mundo nuevo y escaparme allí contigo, para poder de esta forma dejar atrás el dolor y los errores del pasado. A veces, solo necesito eso, escaparme lo más lejos posible. Olvidar lo que fui, lo que soy y lo que seré.


1 comentario:

  1. Ola me encanta tu blog y te sigo desde ya :) Me encantaria que te pasases por el mio me dieses tu opinion y si te gusta pues sígueme vale¿ Un BESITOOO :) http://mirinconestacional.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar